Slider[Style1]

Style2

Style4

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style5

No se podrán erigir en plazas o lugares de espacio público. Y el estudio de impacto ambiental deberá ser homologado por el Ejecutivo.
Con cambios, el Concejo Deliberante de Pilar aprobó el último jueves un nuevo régimen de instalación de antenas de telefonía celular.
El proyecto es uno de los que había quedado “colgado” del año legislativo 2016, pospuesto en varias ocasiones por la oposición, ya que, entendían, el texto original perjudicaba el medio ambiente, tanto desde la contaminación visual que generan las estructuras, como por el posible daño a la salud.
Es que todas las antenas irradian ondas electromagnéticas, aunque dependiendo su fuerza de señal el potencial mal a los vecinos que están cerca es más o menos probable.
De todos modos, aún no hay coincidencia entre los especialistas respecto a que tan dañinas son, aunque la Organización Mundial de la Salud recomienda mantenerlas alejadas de zonas pobladas, sobre todo a las que emiten con más potencia.
En ese contexto, las antenas en Pilar estaban destinadas a erigirse en zonas rurales o industriales, aunque siempre lograron establecerse en áreas hasta ahora prohibidas vía excepción a la normativa vigente.
Fue así que el Ejecutivo decidió avanzar en una nueva legislación que coloque a las antenas en las zonas en donde la gente las necesita, es decir en donde viven.
Desde el Gobierno señalaron en varias oportunidades que las antenas que se pretenden instalar emiten a baja potencia, pero que al mismo tiempo se necesitan colocar más.
“Van a llenar de antenas edificios, paseos públicos y hasta plazas”, alzó la voz el año pasado la oposición, sobre todo el Frente Renovador (FR), desde donde partieron en su momento la mayor parte de las críticas.
Pero fue justamente el FR el que logró que se introduzcan varios cambios que eviten que las antenas proliferen sin control.
“(El texto original permitía) la instalación de antenas en plazas y barrios de todas las localidades y pudiendo no cumplir (mediante excepción) la distancia entre instalaciones electromagnéticas y la exposición poblacional. Por pedido del Frente Renovador, las antenas no podrán ser instaladas en espacios verdes de uso público, parques, parques urbanos, plazas y plazoletas”, señaló el edil Adrián Maciel tras la sesión en donde se aprobó la nueva normativa.
“Y de querer erigirlas en instalaciones de dominio municipal, deberá tener previa autorización del Concejo, contrariamente a lo planteado previamente, y el estudio de impacto ambiental (para el permiso de construcción) será presentado por el operador de telecomunicación pero el Municipio homologará la factibilidad”, agregó Maciel.
Desde el gobierno insistieron a Pilar de Todos que se mantendrán las pautas establecidas en cuanto a la radicación de las antenas, y señalaron que “el objeto es que haya un mejor servicio de telefonía e internet móvil en el distrito”.

«
Próximo
Entrada más reciente
»
Entrada antigua

No hay comentarios. :

¿Querés comentar esta información?


Arriba